Get Adobe Flash player

USUARIOS REGISTRADOS

E-mail:
Clave:
Registrate | ¿Olvidó su clave?

Noticias

Los medios de impugnación en los procedimientos de contratación del Estado

14/Jul/2008

Amaya Barón, Mario Ismael. Los medios de impugnación en los procedimientos de contratación con el Estado. Angel Editor. Junio de 2008. 320 pp. Pasta Dura. $370.00

Acostumbrado a tratar temas originales, el autor, con la objetividad que le
caracteriza, emprende el estudio de los medios de impugnación en los procedimientos de fake swiss watches uk contratación del Estado, principalmente la Relojes imitacion rolex institución jurídica de la inconformidad, que por ser las más socorrida de los licitantes en los reclamos en contra de actos generados dentro los procedimientos de contratación, le atribuye la naturaleza jurídica de ser un recurso jurídico, proponiendo un análisis sistematizado para abordarla; sin descuidar el tratamiento de otros medios de defensa en general como el recurso de revisión, el juicio de nulidad y el juicio de Amparo; no sin antes adentrarnos al conocimiento de los procedimientos de contratación pública tales como la licitación pública, la invitación a cuando menos tres personas y al adjudicación directa. Especialista en la materia, a la que le ha dedicado más de una década, compara las disposiciones del capítulo primero, titulo séptimo de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y del capítulo primero, título octavo de la Ley de Obras Públicas y Servicios relacionados con las mismas, donde encuentra normas jurídicas idénticas, para una mismo medio de control jurídico, como lo es la inconformidad, por lo cual propone unificarlas en un solo reglamento denominado de los recursos administrativos en las contrataciones gubernamentales, mismo que contiene figuras jurídicas propias como la improcedencia y el sobreseimiento, haciendo más autónoma administrativa y procedimentalmente la inconformidad, y menos dependiente de otras leyes adjetivas como la Ley Federal de Procedimiento Administrativo, todo ello, a fin de consagrar un subsistema de defensa garantista a favor de los licitantes, al que lo denomina justicia licitatoria.